Albahaca y tu Rokita 🍃

Su nombre científico es Ocinum basilicum L, se presume que su origen es Asia Meridonial, sin embargo, se cultiva en muchos lugares del mundo, tanto cálidos como templados, adaptándose mejor a climas mediterráneos. Es una planta herbácea, anual, crece entre 30 y 50 cm de altura, muy aromática, con propiedades medicinales y florece en verano.

¿Por qué es ideal cultivarla con la Rokita?


Acá te explicamos 4 grandes razones para usar la rokita:


1. Dado que la Albahaca se propaga principalmente por semilla y que la época ideal está acotada a la primavera, puedes utilizar la Rokita como una incubadora, te recomendamos que siembres en ella en cualquier época del año, asegurando y acelerando el proceso de germinación.


2. La Albahaca no tolera temperaturas inferiores a los 10 º C, así la rokita te permite cultivarla durante todo el año al interior de tu hogar y disfrutar de su aroma (ambiental o gastronómico). Sin embargo, recuerda que es una especie anual, eventualmente morirá al florecer (ver consejo de poda).


3. En cuanto a la luz, si bien crece de igual forma en condiciones de semisombra, lo hace mucho mejor cuando esta expuesta directamente a la luz, pero si notas una decoloración en el verdor de sus hojas, te recomendamos reducir el ciclo de luz.


4. También es recomendable debido a que la Albahaca requiere de una humedad constante en el suelo y es sensible al encharcamiento (exceso de agua), condición de humedad que garantiza la Rokita por su sistema de riego.

Propagación

  1. Semillas: La siembra debe realizarse durante los meses de julio y agosto, si no cuentas con una Rokita, en este caso se puede realizar durante todo el año. Puedes sembrar directamente sobre el terreno, o una segunda opción es por medio de almácigos, en este caso te recomendamos trasplantar cuando la planta alcance los 10 cm de altura y tenga 6 hojas. Ahora, independiente de la forma, recuerda siempre sembrar a una profundidad de 3 veces el tamaño de la semilla y te recomendamos colocar más de una semilla por cada espacio. Recuerda que una vez que la albahaca florezca, puedes extraer sus semillas y utilizarlas para una nueva siembra.

  2. Esquejes: Si ya cuentas con una planta, te recomendamos que durante la primavera cortes algunos tallos laterales de al menos unos 10 cm de longitud, quita las hojas de la parte inferior (5 cm), procurando dejar al menos 4 pares de hojas en la parte superior. Luego puedes ponerlas en agua y en cuanto aparezcan sus raíces plántala en el patio, maceta o Rokita. Mientras estén en agua, ubícala en el lugar más luminoso con el que cuentes, aunque evita la luz directa. Te recomendamos ir cambiando el agua cada dos días.


Consecha y secado


Normalmente se consumen sus hojas frescas, para esto te recomendamos que coseches las hojas gradualmente a medida que las vayas utilizando y cortándolas desde el pecíolo. Recuerda, mientras más cerca de la floración, mayor será su aroma (mayor concentración aceite esencial). Ya que es una planta anual y eventualmente se secará, también puedes cosechar la planta completa, idealmente antes de que las flores estén completamente abiertas.



Usos


Su principal uso se da en la industria agroalimentaria como aromatizante (procesamiento industrial de carnes, salsas, vinagres y licores). Aunque, también es una de las hierbas más populares para condimentar (fresca o seca).



También, se recomienda si tienes heridas bucales (hoja en posición sublingual) y contra el mal de altura.


Este blog fue escrito por Ale, amante de la naturaleza, los gatos y las bicicletas.

35 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo