Las fases lunares y cómo influyen el cultivo de plantas

¿Qué tiene que ver el ciclo de la luna con nuestras plantas? MUCHO! Puede sonar un poco mística la conexión entre estos elementos de la naturaleza, pero la razón detrás es muy sencilla: La gravedad afecta el cultivo de plantas, tal como la luna puede afectar la marea del mar y producir subidas y bajadas rítmicas del nivel del mar en los océanos, la gravedad influye y determina donde la SAVIA de la planta se encuentra.


En las grandes civilizaciones antiguas, la agricultura se trabajaba en base a un extraordinario conocimiento de la astronomía. En esa época, eran capaces de comprender la influencia de las fases lunares en la naturaleza y desarrollar teorías en función del ascenso o descenso de la savia en las plantas, la cual regula procesos fundamentales como la fotosíntesis o germinación. Así, crearon calendarios Agrícolas–Astronómicos que determinaban las diferentes labores culturales que se debían realizar según los ciclos o “ritmos” del sol, la luna, los planetas y sus posiciones frente a las constelaciones zodiacales.


¿Qué es la savia?

Las plantas tienen dos sistemas conductores, el xilema y el floema. El primero transporta agua, y el segundo una mezcla de agua con nutrientes llamado comúnmente savia.

Fases lunares


Un ciclo completo de desplazamiento de la Luna alrededor de nuestro planeta es aprox. de 29 días.

En este transcurso la Luna presenta cuatro fases definidas: Luna Nueva, Cuarto Creciente, Luna Llena y Cuarto Menguante.


Cada fase lunar, en función de la dirección (ascenso o descenso) del movimiento de la savia, determina en qué momento se pueden llevar a cabo distintos cuidados a nuestras plantas.




1. Luna Nueva

Durante la Luna Nueva el flujo de savia es descendente y se concentra en las raíces, es por esto que el crecimiento de la parte aérea es lento. Sin embargo, el crecimiento de las raíces también lo es. Esta se considera una fase de reposo, ya que debemos tener en cuenta que durante esta fase los rayos lunares presentan su menor intensidad. Te recomendamos las siguientes labores en esta fase:


Sembrar: Recomendado para semillas de plantas que den frutos y hortalizas de hojas. Se debe realizar entre 2 a 3 días antes del término de fase.


Cosechar: Ya que los nutrientes se concentran en la raíz y órganos subterráneos, es un buen momento para cosechar zanahorias, rábanos, betarragas, papas, etc.

En general se recomiendan labores que pueden estresar a la planta, esto debido a que se encuentra en un estado de reposo, por ende, se vería menos afectada. Por ejemplo: ponerles un tutor, aporcar (cubrir con suelo), eliminar hojas marchitas.


2. Cuarto Creciente

En esta fase el flujo de savia comienza a ascender y se concentra en tallos y ramas. En tanto, la intensidad de la luz lunar comienza a aumentar, lo que se ve reflejado en un incremento del crecimiento aéreo y de las raíces. por esto, las labores recomendadas son:


Germinar semillas: Recomendamos sembrar semillas 2 a 3 días antes del comienzo de esta fase. Esta fase se asocia a una mayor disponibilidad de agua para las plantas desde el suelo, por ende promueve una germinación más rápida.


Reproducir: Propagar plantas por esqueje e injertos. En el caso de siembra, es recomendable para plantas que den frutos y hortalizas de hojas.


Fertilizar: Recomendado para plantas con una raíces superficiales (también en luna llena).


Regar: Si restringes las aplicaciones de agua durante esta fase y también en luna llena, promoverás que las plantas desarrollen más flores y frutos.


Podar: Si tu objetivo es tener una planta más grande y vigorosa es un buen momento para podar, ya que se favorece la brotación. Por ejemplo, si cortas el pasto, desarrollarás más hojas y semillas.


Cosechar: Solo si las vas a consumir en el momento (tambíen en luna llena).

3. Luna Llena

En luna llena el flujo de la savia asciende y se concentra en las hojas de las plantas (copa de los árboles) frutas y flores. También se alcanza el peak de intensidad de luz lunar, generando un mayor crecimiento de las hojas principalmente. Te recomendamos:


Reproducir: Puedes propagar plantas por esquejes e injertos.


Cosechar: Es ideal cosechar frutos y hortalizas de hojas.


Controlar malezas: Se recomienda desde luna llena hasta cuarto menguante, esto debido a que en las fases siguientes los nutrientes se comienzan a desplazar hacia la raíz, lo que se traduce en un menor crecimiento aéreo y rebrote de la maleza.


4. Cuarto Menguante

En cuarto menguante el flujo de la savia comienza a descender y se concentra en tallos y ramas nuevamente. En cuanto a la intensidad lunar, esta comienza a disminuir. Te recomendados en esta época:


Fertilizar: Si las plantas poseen raíces profundas este es un buen momento para fertilizar (Tambíen durante luna nueva).


Podar: Se recomienda en esta fase para evitar que la planta o árbol pierda savia y para controlar el tamaño de la planta en su próxima brotación. En este periodo la energía o nutrientes se están utilizando en favorecer el crecimiento de las raíces y por tanto el crecimiento del follaje será lento. Si cortas el pasto, desarrollará más raíces por lo quedará mejor establecido en el suelo.


Sembrar: Desde cuarto menguante y en luna nueva, se recomienda sembrar plantas que cultivamos por sus flores y semillas. También plantas que desarrollan su órgano de consumo en el suelo (papa, zanahoria).


Cosechar: Si tu objetivo es secar y almacenar (También en Luna nueva)


Trasplantar: Fase ideal para trasplantar, ya que se favorece un crecimiento de las raíces, lo que se traduce en una mayor eficiencia para absorber agua y nutrientes desde el suelo, facilitando el establecimiento de tu planta.


¿Has notado que de un día para otro, a simple vista, la luna se ve más elevada?


Al igual que lo mencionado anteriormente, la posición de la Luna también determina flujos de Savia. Este fenómeno ocurre cuando la Luna se desplaza hacia el Norte pasando ante las constelaciones de Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis, Aries y Tauro. En este período la savia asciende y por ende, hay más crecimiento en las partes aéreas de la planta. Así, se recomiendan manejos similares a los descritos en Cuarto Creciente y Luna Llena.


Contrario a lo anterior, en Luna descendente podemos apreciar de un día para otro que su posición es mas baja. En este caso, la trayectoria de la Luna se desplaza hacia el Sur y pasa por las constelaciones de Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra y Escorpio. La savia desciende a las partes basales de las plantas (raíz). Este es el mejor momento para realizar labores descritas en Luna Nueva y Cuarto Menguante.


Este blog fue escrito por Ale, amante de la naturaleza, los gatos y las bicicletas.


88 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo