Los Microbrotes (Microgreens)

¿Has escuchado sobre ellos? En los últimos 20 años el interés por alimentos frescos, funcionales y nutracéuticos ha ido en aumento, esto debido a que cada vez somos más conscientes de los beneficios de una alimentación saludable, además de la búsqueda del deleite gastronómico. Su popularidad proviene de sus atractivos colores, particulares texturas y propiedades nutricionales. En este blog les queremos explicar qué son, cuáles son sus beneficios y cómo los pueden cultivar en nuestra Rokita Mekero.


Si estás pensando en comenzar a cultivar tus propios alimentos, los microbrotes son una muy buena opción, ya que se demoran pocos días en estar listos para consumir y son muy fáciles de cultivar!

1. ¿Qué son?


Los microbrotes son cultivos “especializados”, reciben nombres como verdes, brotes o inmaduros, producidos a partir de la germinación de semillas de hortalizas, hierbas, granos, incluso especies silvestres. Su característica principal es que se consumen cuando alcanzan un tamaño de 5 cm de altitud, es decir, se cosechan en su primera fase de crecimiento, en la que sus nutrientes están más concentrados en comparación a una planta desarrollada (adulta) y su sabor es más intenso.



Por lo general se consumen como una planta completa, es decir la raíz, semilla y su brote (dependiendo de la especie). Por ejemplo, los brotes de almendra, zapallo y maní se cosechan antes del desarrollo de la raíz.



Se caracterizan por presentar contenidos más altos de fitonutrientes (ácido ascórbico, β-caroteno, α-tocoferol y filoquinona) y minerales (Ca, Mg, Fe, Mn, Zn, Se y Mo) y un menor contenido de nitrato en comparación a los cultivos convencionales de hojas maduras. Además, estos nutrientes son más fáciles de asimilar por nuestro cuerpo porque las proteínas, carbohidratos y grasas se descomponen en sus unidades más básicas (o menos complejas) y son más fáciles de asimilar al momento de consumir el vegetal.


2. ¿Qué semillas usar y cómo sembrarlas?


Independiente de la especie a cultivar, es fundamental asegurar la inocuidad de la semilla, de preferencia utiliza semillas certificadas que garanticen un porcentaje de germinación mayor al 90%, esto con el fin de garantizar que tu esfuerzo y dedicación de resultados, junto con asegurarnos de que no estén contaminadas. Ten en cuenta que la profundidad de siembra no debe ser mayor a tres veces el tamaño de la semilla.

Debes considerar que hay especies que germinan y crecen más rápidamente que otras. Ya sea que quieras acelerar el proceso, o uniformar la germinación si vas a cultivar distintas especies, te recomendamos que las humectes previo a la siembra, puedes ubicarlas sobre un plato y envolverlas en servilletas humedecidas con agua tibia, tápalas para garantizar la oscuridad y ubícalas en un lugar cálido (18-25ºC) pero sin luz directa durante 24 horas.


En cuanto a la dosis de siembra, ésta depende de tres factores: el tamaño de la semilla, su porcentaje de germinación y la densidad que deseas. En cuanto a la densidad de siembra, lo ideal es sacar el máximo provecho a la superficie que estés utilizando, pero considera que demasiada densidad puede generar tallos alargados e incrementar el riesgo de plagas y enfermedades, esto se debe a la menor circulación de aire. En el caso de semillas grandes (zapallos, garbanzos, porotos, etc) siembra 1 semilla/cm². En tanto, para semillas pequeñas (rúcula, berro, mostaza, etc) siembra hasta 4 semillas/cm².


3. ¿Cómo producir microbrotes?


Los microbrotes se pueden producir en una variedad de ambientes (aire libre o interior) y sistemas de cultivo (con/sin suelo). Ideal con sustrato, ya que los puedes ir cosechando a medida que los consumes, asegurando su frescura y calidad. Sin embargo se necesitan condiciones mínimas, como el pH (5,5 a 6,5), baja conductividad eléctrica (<0,5 dS/m), alto contenido de agua (no menos de un 65%) y aireación (20-30%), condiciones que cumple sustrato de Mekero. Generalmente se cultivan en condiciones de oscuridad y humedad, lo que conduce a la proliferación microbiana. Por lo anterior te recomendamos cultivarlas con luz y así garantizar su inocuidad.

Cultivar pequeñas cantidades en casa es relativamente fácil, pero considera que el tiempo desde la siembra a cosecha varía mucho de un cultivo a otro. Al sembrar una mezcla de cultivos en un sustrato, se deben seleccionar aquellos que tengan una tasa de crecimiento similar para que la cosecha sea uniforme. Otra opción es sembrar los diversos cultivos de forma individual y mezclarlos posterior a la cosecha.


Al inicio del proceso es fundamental que el sustrato se mantenga húmedo para estimular y facilitar la germinación de la semilla. Una vez que emerge se deben evitar excesos de humedad.


La mayoría de los cultivos no requiere de fertilización, ya que la semilla proporciona los nutrientes necesarios para la primera etapa de desarrollo. Pero se pueden dar dos excepciones. Primero el caso de las micro zanahorias, eneldo y el apio, debido a que su crecimiento lleva más tiempo podrían beneficiarse de una ligera fertilización. Segundo caso, aquellos cultivos que tienen un crecimiento demasiado rápido como el berro y la acelga, podría requerir una fertilización, ya que germinan rápidamente y agotan su suministro autónomo de nutrientes.


4. ¿Cómo cosecharlos?


El tiempo desde siembra a cosecha varía según el cultivo, el que menos se demora tarda 7 días, mientras que el más lento requiere de 21 días. Los microbrotes están listos para la cosecha cuando desarrollan sus primeras hojas verdaderas (2 por lo general), su tallo tiene un tamaño de 5 cm y los cotiledones están completamente extendidos y turgentes.


Generalmente la cosecha es manual y se realiza a nivel de suelo, es decir, un corte en la base de los hipocotilos. Considera que una vez cosechados, estos pequeños cultivos son extremadamente perecederos, así que debes lavarlos y refrigerarlos lo más rápido posible, lo ideal es consumirlos el mismo día de la cosecha.

¡Cuéntanos tu experiencia cultivando microbrotes!


Conceptos mencionados:


*Germinación: Semilla (embrión) rompe su estado de letargo (condiciones óptimas de humedad y temperatura), se hincha y rompe la cubierta de la semilla.

*Emerger: Acto posterior a la germinación, implica la aparición de la plántula sobre la superficie del suelo.

*Cotiledón: Primer par de hojas, su función es hacer fotosíntesis y proveer a la planta de energía para el desarrollo de sus primeras hojas verdaderas.

*Brote: Parte verde de la planta que emerge y a partir de la cual se desarrollará el tallo, yema y primeras hojas.


Este blog fue escrito por Vale, una de los fundadores de Mekero y eterna aprendiz del mundo de las plantas y Ale, amante de la naturaleza, los gatos y las bicicletas.

45 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo