Orégano y tu Rokita ❤

Su nombre científico es Origanum vulgare y su característica principal es su reconocido aroma.

¿Por qué es ideal cultivarlo con la Rokita?


Acá te explicamos 3 grandes razones para usar la rokita:


1. El orégano requiere luz directa, y mientras más luz reciba, mayor será su sabor y aroma.

2. Crece fácilmente en terrenos húmedos, condición que le da la rokita gracias a su sistema de riego, el que mantiene con una humedad constante la maceta.

3. Puedes cultivarla durante todo el año, sin la restricción de las bajas temperaturas del invierno.

Sustrato

No es exigente en cuanto a sus requerimientos edáficos. Aunque como mencionamos prefiere que el sustrato se encuentre húmedo, pero a la vez que sea bien drenado. Si la pondrás en maceta, asegura un 50% de arena en tu mezcla para evitar encharcamientos. En cuanto al pH, el óptimo oscila entre 6,5 a 7,5.


  • Esquejes: Si ya tienes una planta, te recomendamos que durante la primavera cortes ramas de unos 15 cm de longitud, luego quita las hojas inferiores, solo deja las más cercanas al extremo de la rama (procura dejar al menos 4 pares de hojas). Luego puedes ponerlas en agua y en cuanto aparezcan sus raíces plántala en el patio, maceta o en tu rokita.

  • Semillas: La época ideal para sembrar al aire libre es durante la primavera. Pero, si cuentas con la rokita puedes hacerlo durante todo el año. Solo preocúpate de dejar 15 cm entre plantas y recuerda siempre sembrar a una profundidad de 3 veces el tamaño de la semilla. En cuanto a obtener plantas nuevas, cuando las flores pierdan sus pétalos, corta la rama, déjala secar boca abajo y luego recoge tus semillas.

  • División de ramas o pies: Consiste en separar las ramas desde las base del tallo, asegurando que cada rama contenga sus propias raíces. Al momento de realizarlo debes trasplantar inmediatamente. Este método se recomienda para rejuvenecer la planta, además es la forma más rápida y segura de hacerlo.


Cosecha y secado


Puedes cosechar tanto hojas como flores individualmente, estas últimas debes cosecharlas en cuanto se abren. Una segunda opción es cortar el tallo a ras de suelo (dejando unos 3 cm sobre la superficie) cuando el orégano este florecido y tenga al menos 15 cms de alto, no te preocupes, la planta rebrotará nuevamente.


Para secar te recomendamos no deshojar, si cuentas con el espacio, cuelga la planta hacia abajo en un lugar oscuro y ventilado. Cuando las hojas estén quebradizas, retiralas y guárdalas en algún recipiente. De no contar con el espacio, inmediatamente después de la cosecha pon las hojas en un pote de vidrio o bolsa (no plástica) en un lugar oscuro, cálido, seco y bien ventilado.


Usos


Los usos se concentran en actividades culinarias principalmente como condimento. Ten en cuenta que su aroma y sabor se intensifica con el secado. Sin embargo, también tiene reconocidas propiedades medicinales, destacando las digestivas. Es recomendado para espasmos intestinales, gastritis y para recuperar el apetito.


También tiene propiedades antihistamínicas, por lo que se recomienda para aliviar enfermedades respiratorias. Además, tiene propiedades antiinflamatorias (contusiones o inflamaciones internas). Debido a la gran cantidad de polifenoles, posee propiedades antibacterianas (formato de aceite esencial) y finalmente tiene propiedades antioxidantes, destacando su uso para elaborar cremas y jabones.


Para beneficiarte de sus propiedades, te recomendamos hacer una infusión, puedes usar hojas secas o frescas. Añade 2 cucharadas en 1 litro de agua hervida y deja reposar por 3 minutos (si usas hojas secas, mejor colar antes de servir).

Precauciones: evita consumos regulares en lactancia y embarazo.


Este blog fue escrito por Ale, amante de la naturaleza, los gatos y las bicicletas.

66 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo