Rúcula y tu Rokita 🍃

Planta originaria del sur de Europa y Asia occidental. Su nombre científico es Eruca sativa Millery pertenece a las familias de las crucíferas (brócoli, coliflor, repollo, etc.).

¿Por qué es ideal cultivarla con la Rokita?


Acá te explicamos 3 grandes razones para usar la rokita:


1. La Rúcula se propaga principalmente por semilla y la época ideal es la primavera, puedes utilizar la Rokita como una incubadora, te recomendamos que siembres en ella en cualquier época del año, asegurando y acelerando el proceso de germinación.

2. Es recomendable debido a que Rúcula requiere de una humedad constante en el suelo,

condición que garantiza la Rokita por su sistema de riego, pero además esto genera un microclima donde la planta se mantiene en un ambiente húmedo (ideal ya que el exceso de calor provoca un sabor excesivamente amargo).

3. En cuanto a la luz, si bien crece de igual forma en condiciones de semisombra, requiere bastante luz y debe exponerse directamente, pero ojo, que no en exceso ya que su sabor será muy amargo, te recomendamos que ajustes las horas de luz de la Rokita (8 horas).


Sustrato


Es bastante rústica, por ende, puede cultivarse en prácticamente cualquier suelo. Pero se desarrolla mejor en suelos de textura franca, ricos en materia orgánica (mayor a un 4%) y pH ligeramente ácidos (5,5 a 6,5), es fundamental que sea bien drenado (no genere charcos). Si la cultivas en maceta, se aconseja una mezcla de 3:2:1 (compost: arena: suelo del jardín)


Temperatura


Las temperaturas favorables para su crecimiento y desarrollo se encuentran entre los 15 a 20 ºC. Si bien soporta bien las bajas temperaturas (hasta -6ºC), cuando se expone a un periodo prolongado de temperaturas fuera del rango optimo estimula su floración.


Propagación y cosecha


La mejor forma de propagar la Rúcula es por semillas. Para esto tienes dos opciones:

  1. Siembra directa idealmente a principios de primavera.

  2. Por medio de almácigos, te recomendamos trasplantar cuando la planta alcance los 10 cm de altura.

Independiente de la forma, recuerda siempre sembrar a una profundidad de 3 veces el tamaño de la semilla y te recomendamos colocar más de una semilla por cada espacio. Recuerda que una vez que la Rúcula florezca, puedes extraer sus semillas y utilizarlas para una nueva siembra.

Normalmente se consumen sus hojas frescas, pero también se pueden consumir sus tallos y flores (sabor más intenso que la hoja). El inicio óptimo de la cosecha es entre 4 a 6 semanas desde la siembra. Tienes varias opciones para cosechar:

  1. La más radical es arrancar completamente la planta.

  2. Ya que la Rúcula tiene una buena capacidad de rebrote, te recomendamos hacer cortes al tallo dejando unos 10 a 15 cm, considera hacer de 4 a 5 cortes durante la vida de la planta y en intervalos de tiempo de aprox 15 días.

  3. Otra forma de cosechar es tan solo con una tijera ir realizando cortes de hojas y tallos a medida que la consumes, puedes comenzar quitando las hojas exteriores y las basales, recuerda mientras mas jóvenes sean las hojas, estas serán menos amargas.

Considera que cuando florece, las hojas se tornan más amargas, así que es tu decisión el momento y forma de realizar la cosecha, no tengas miedo de explorar sus sabores.


Conservación y usos


Si cosechas la planta completa, te recomendamos lavar con agua lo que no consumirás, y luego refrigerarlas, puedes guardarlas en bolsas, pero recuerda hacerle orificios.


Su principal uso se da en la gastronomía, su frescura, característico gusto amargo y picante dará un toque especial a tus ensaladas, combina bien con nueces y pimientos dulces aportando un contraste de sabores muy apreciados.


Otro uso común se da en la Pizza (agrégala una vez esté horneada). Si bien lo más popular es el uso de sus hojas, el fruto de la Rúcula también es utilizado en gastronomía, las semillas dan un particular sabor picante, parecido al de la mostaza.


También se destaca por sobre otras hortalizas de hoja verde por su alto contenido de fibras, hierro, vitaminas (A y C) y glucosinolatos (antioxidantes). Estos últimos, le otorgan el sabor picante, pero además se asocia a propiedades anticancerígenas, ya que los antioxidantes ayudan al sistema inmunológico a frenar la oxidación celular provocada por los radicales libres.


Su aceite esencial presenta propiedades antimicrobianas. Su alto contenido en vitamina A contribuye al correcto funcionamiento ocular. Finalmente, también es conocida por disminuir los niveles de glucosa y por sus múltiples propiedades curativas y estimulantes: depurativas, diuréticas, afrodisíacas y tonificantes.


Este blog fue escrito por Ale, amante de la naturaleza, los gatos y las bicicletas.

42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo